Categoría: Perú

D ¡Que te den, Perú!

2009.02.13 (00:30)

Perú, RtWp02 | Geo: -4.3894, -79.9612

Votación: (2 votes, average: 4.50 out of 5)

Eso es lo que gritaba desde Ecuador, aunque bien lo había dicho antes.
No pretendo ofender a los peruanos que merecen la pena (que conozco a más de uno), ni hacer un profundo análisis sociológico del país. Sólo pretendo desahogarme: creció un odio visceral al Perú en mí. Fácilmente, se posicionó en el segundo puesto en cuanto a nacionalidades de mi lista de “odios no-tan-irracionales”.
Hace unos días -cuando las gotas empezaban a colmar el vaso- escribí una explicación algo más racionalizada:

El Perú me dejó un recuerdo agridulce: tiene sitios increíbles, con un valor histórico y natural tremendo. Gastronomía increíble, y gentes… bueno, algunas también son increíbles. Llegué, sin ningún tipo de prejuicio o preconcepción, y puedo decir que encontré a bastantes personas excelentes, interesantes, positivas. La experiencia tuvo, sin duda, una vertiente muy enriquecedora.
Pero, sin que aconteciese en mi viaje nada extraordinariamente terrible, fue también el sitio donde me encontré un mayor porcentaje de gente deshonesta, mentirosa, quejicosa, estúpidamente egoísta, ignorante, prejuiciosa, o con serias taras para comprender o razonar. Es posible que fuese mala suerte; pero yo creo que también tiene que ver con una malobrada (estropeada) educación, y una idiosincrasia con algunos matices bastante odiosos. Y no creo que la pobreza sea el único factor a considerar como causa. Lo cierto es que, viendo a los niños y las tendencias educativas a las que se ven sometidos (y no sólo me refiero a la educación formal, sino en el núcleo familiar, etc), creo que -desgraciadamente- les va a resultar muy difícil salir de esa espiral de pobreza.
Obviamente, es un análisis pretendidamente objetivo, pero indudablemente vinculado a la perspectiva de un viajero que se distingue claramente por su altura y rasgos. Probablemente hubiese tenido una visión algo más positiva si hubiese pasado por peruano, y no me hubiesen visto como un saco de dólares que no sabe hablar castellano, ni tiene nada en común con ellos salvo que les explota de muy diferentes formas. En cierta medida, es una discriminación racial; aunque de connotaciones muchísimo menos negativas que las que estamos acostumbrados.
Y Lima me pareció asquerosa.

Y eso que intento no considerar las cosas molestas o la gente que se puede predefinir como deshonesta (taxistas, gente relacionada directamente con el turismo, etc).
Puede que exagere, pero, a determinadas alturas, fue el primer país de los que recorrí en Sudamérica del que, verdaderamente, me apetecía irme (y el sexto que visitaba). Sin mirar atrás. Estaba chato (harto). La experiencia, en cualquier caso, mereció la pena. Por supuesto.

D Piura a la frontera, las últimas horas en Perú

2009.02.12 (18:00)

Perú, RtWp02 | Geo: -5.1935, -80.6248

Votación: (1 votes, average: 5.00 out of 5)

“Disfruta de los dos dólares. Que tengas una buena vida. Cuídate la próstata.” (ironía y maldición incluidas)

No tenía la intención de quedarme en Piura, porque ya iba siendo hora de abandonar Perú. Así que improvisé: y el destino pasó, de ser Guayaquil, a ser Loja. Compré el ticket, el bus salía a las 21h.
La primera mitad de esas tres horas, la pasé dando vueltas por el mercado, celebrando mi partida con chicha morada, y accediendo a Internet -media hora- en una cabina enana.
La segunda fue más divertida: tenía 5 soles, así que pregunté a tres que estaban en una ferretería del mercado dónde podía comprar una cerveza helada. Al final, acabamos tomando todos juntos y solventando los problemas del mundo. Muy majetes, ojalá me hubiese encontrado a más gente así.
Tras tomar el bus, dormí hasta la frontera. En la frontera, no tenían luz. Todo, con linternas, parecía más mítico. Sobre la medianoche, empezó el enfrentamiento con la burocracia peruana.
Resulta que, cuando entré en el Perú, el imbécil que me otorgó la visa de entrada me puso una de 30 días. Y… estúpido de mí, no me fijé. Asumí que era la de 90, ya que en el papel de entrada había puesto que me iba a quedar unos 40 días.
Cada día adicional supone una multa de un dólar. En mi caso, eran 23, o eso decía el intransigente de Eduardo Cherres Machado- quien parece que, finalmente, estaba haciendo su trabajo. Yo dudaba de su proceder (y aún a día de hoy, no podría negar que se quedase él el monto de la multa). Además me pareció algo imbécil en el trato, aunque suficientemente serio.
Comoquiera que no tenía la intención de volver al país, intenté otras vías. Pero en Ecuador no me sellaban la entrada sin la salida del Perú. Algo absurdo, porque les deberían dar igual mis posibles problemas con el otro país.
Luego, le rogué a Eduardo, el técnico en migraciones. Oficialmente, yo no tenía plata, los últimos soles los había gastado. Pero él no se movía de su posición… chucha, la culpa no era mía… aunque reconocía el error de no haberme fijado en que me habían puesto una visa más corta de la que había solicitado.
Realmente, de nuevo, los dólares no son lo importante: sino la sensación de sentirse estafado. Una sensación muy típica en el que visita ese país. No sabía hasta que punto era cierto todo lo que me decía, si era una mordida, o si el inspector se quedaría con el dinero (algo que supongo que hizo).
Después de tiempo preguntandole por una solución, parecía que había dos opciones: pagar, o quedarse en el Perú, y dejar marchar al bus. Veintitres dólares no eran tanto: realmente hubiese dado mi alma por salir de ese país (con la condición de que mi alma no se quedase ahí, claro).
Se cobró veinticinco, no tenía cambio. Dos de más. Yo, con mi cabreo, y la ironía. Hasta nunca.

Al menos fue un procedimiento legal.

Ansiado cruce
[<-][->][X]
Ansiado cruce
PNP y la burocracia en la oscuridad
[<-][->][X]
PNP y la burocracia en la oscuridad

D Chiclayo

2009.02.10

Perú, RtWp02 | Geo: -6.7630, -79.8366

Votación: (1 votes, average: 4.00 out of 5)

Buena imagen tiene Chiclayo: dinámica, ancha, accesible. Bastante gente en la calle, y las terminales de bus están muy cerca del centro. Es, eso sí, más cara de lo habitual, especialmente cerca del centro.

Apenas recuerdo lo que hice el primer día, no fue gran cosa. En el segundo día (11), fui a Túcume. Buena onda con el chileno y los estadounidenses, de vuelta a la perdida sociabilidad. La noche fue un poco excesiva. Posibilidades de pincho ignoradas.

Outpost
[<-][->][X]
Outpost
Citizen Kane
[<-][->][X]
Citizen Kane
Monte
[<-][->][X]
Monte
Tablón
[<-][->][X]
Tablón

D Trujillo

2009.02.08

Perú, RtWp02 | Geo: -8.1124, -79.0300

Votación: (1 votes, average: 5.00 out of 5)

De vuelta al calor… cansado, amanecí en Trujillo. La Plaza de Armas resultaba espectacular, pese a que, incluso a las 6am, siguiese el asedio al turista. Busqué alternativas de alojamiento, y elegí una relativamente cara: 35 soles. Sin embargo, los merecía. Era sin duda, la habitación más cómoda en la que había estado en mucho tiempo. Aclimatación.
Al día siguiente, (9), puro turismo programado (sí, el que tanto criticaba, pero al que recurro ocasionalmente por flojera): por la mañana las Huacas del Sol y la Luna, y por la tarde, Chan Chan. Con los mismos del hostal, turismo Colonial. Por dos noches y el tour del día, les pagué 89 soles. En términos peruanos es bastante, pero lo cierto es que lo hicieron muy bien.

Arco Iris
[<-][->][X]
Arco Iris
Romboide y decapitador
[<-][->][X]
Romboide y decapitador
Plaza de Armas
[<-][->][X]
Plaza de Armas
Globo
[<-][->][X]
Globo
Trujillo: Catedral
[<-][->][X]
Trujillo: Catedral
Sol (huaca) y llanura
[<-][->][X]
Sol (huaca) y llanura
237, 204, más o menos
[<-][->][X]
237, 204, más o menos
Relieve
[<-][->][X]
Relieve
Arco Iris
[<-][->][X]
Arco Iris
Fall into oblivion
[<-][->][X]
Fall into oblivion
IDs
[<-][->][X]
IDs
Vista desde Huanca Arco Iris
[<-][->][X]
Vista desde Huanca Arco Iris
Chanchan: Foso
[<-][->][X]
Chanchan: Foso
Nivel 4
[<-][->][X]
Nivel 4
Huanchaco: Embarcaciones de totora
[<-][->][X]
Huanchaco: Embarcaciones de totora
¿Currando? Visiones del arco iris
[<-][->][X]
¿Currando? Visiones del arco iris
Huanchaco: Muelle
[<-][->][X]
Huanchaco: Muelle
Espaldas
[<-][->][X]
Espaldas
Estructura
[<-][->][X]
Estructura
Punk
[<-][->][X]
Punk

D Cumbe Mayo, Cajamarca

2009.02.06

Perú, RtWp02 | Geo: -7.1621, -78.5106

Votación: (1 votes, average: 4.00 out of 5)

Tomé un tour (de los contratados, pué) a Cumbe Mayo, donde… bueno, hay unas ruinas precolombinas y preincas. Humpi mayo: el río fino, y su acueducto con petroglifos y demás.
Luego, por la noche, después de un chaufa, intenté dar una vuelta por la ciudad, pero resultó desalentador.
Paseando por algunas calles, oía, con exactamente la misma entonación con la que te ofrecen tours y cambio de moneda: “mamada, foqui, foqui”.
El día siguiente (7) lo pasé haciendo tiempo, esperando al bus de las 22h a Trujillo. Sabía que me quedaban pocos días en el Perú.

¿Las fotos? Más de lo mismo:

Filtración
[<-][->][X]
Filtración
Minicañón
[<-][->][X]
Minicañón
Bosque de piedras
[<-][->][X]
Bosque de piedras
Petroglifo
[<-][->][X]
Petroglifo
Río fino
[<-][->][X]
Río fino

D Cajamarca

2009.02.05

Perú, RtWp02 | Geo: -7.1621, -78.5106

Votación: (1 votes, average: 4.00 out of 5)

Calma en un día de lluvias interrumpidas, aunque algunos capullos/güeones/boludos celebraban la proximidad del carnaval lanzando agua y globos de agua. Es un buen juego cuando el día es caluroso; pero es ridículo cuando llueve… de hecho, se pasan prácticamente un mes así (especialmente los fines de semana). Debería se cosa del carnaval y ya está.
En algunos sitios lo están intentando limitar por los muchos accidentes (de tráfico, casi siempre) que se provocan. Además, alguno que otro no sólo arroja agua o talco, sino pintura o gasolina. Afortunadamente, no son muchos los tarados que hacen eso.

Iglesia Belén
[<-][->][X]
Iglesia Belén
Altar
[<-][->][X]
Altar
Festejos
[<-][->][X]
Festejos
Premium
[<-][->][X]
Premium
Plaza de Armas
[<-][->][X]
Plaza de Armas
Desde el mirador Bellavista
[<-][->][X]
Desde el mirador Bellavista
EPLH
[<-][->][X]
EPLH
Santo Domingo
[<-][->][X]
Santo Domingo
Bored in the Dark (Long Exposure)
[<-][->][X]
Bored in the Dark (Long Exposure)
Santa Polonia
[<-][->][X]
Santa Polonia

D Hacia Cajamarca

2009.02.04

Perú, RtWp02 | Geo: -6.8647, -78.1512

Votación: (1 votes, average: 4.00 out of 5)

Algo después de las 8h30, abandonamos Leymebamba en dirección Cajamarca. El bus hubiese demorado diez horas en condiciones normales, pero la racha accidentada seguía: el vehículo se deslizó, resbaló por el barro y acabó metido en la cuneta. Un esfuerzo (relativamente) colectivo consiguió, después de unos cuarenta minutos, sacarlo de nuevo.
Y seguimos el viaje… yo, un poco cansado ya de que me llamen y me traten como gringo cuando no lo soy (aunque rara vez -pero alguna que otra- de forma despectiva). Pero bueno, esas preconcepciones son propias de la ignorancia; y mi cansancio, comprensible, porque llevo ya unas cuantas semanas.

Incidente, perra y palo
[<-][->][X]
Incidente, perra y palo
Celendín
[<-][->][X]
Celendín
Balzas
[<-][->][X]
Balzas
Incidente
[<-][->][X]
Incidente
A Cajamarca (antes de Celendín, en el otro lado)
[<-][->][X]
A Cajamarca (antes de Celendín, en el otro lado)
Polvo
[<-][->][X]
Polvo
Serpiente
[<-][->][X]
Serpiente
Montañas atacadas
[<-][->][X]
Montañas atacadas
Vuelve lo árido
[<-][->][X]
Vuelve lo árido
Secando la ropa
[<-][->][X]
Secando la ropa

D Running up that hill…

2009.02.03

Perú, RtWp02

Votación: (1 votes, average: 4.00 out of 5)

…pero sin un pacto con ningún dios conocido.
Comoquiera que tenía un día libre antes del bus a Cajamarca, decidí subir la montaña, una que conduce a La Congona, un sitio arqueológico a pocas horas caminando de Leimebamba. Y subí, con calma, aguantando el sol, y caminando por zonas de lodo que aún no habían secado. Llegado a la entrada de San Cristóbal, había una bifurcación en el camino. Tomé la de la izquierda, que continuaba hacia arriba.
Quería, ante todo, subir el cerro. Lo de La Congona era algo secundario entonces. Además, había unos perros de apariencia bastante agresiva en San Cristóbal. Así, alejándome de los perros, encontré un par de chacras (granjas), donde unos niños jugaban. Los niños me vieron, pero también los malditos perros de ambas granjas. El camino tenía un metro de ancho, y estaba lleno de lodo, en subida. Las chacras estaban cercadas, cada una con dos alambres. Por la derecha se aproximaba una jauría de canes trastornados. Por la izquierda, había dos: uno negro con marcas grises y blancas, y una perrita nada violenta, un cachorro.
Busqué una piedra o un palo, pero no encontré. Tenía una movilidad bastante reducida en ese camino, así que opté por hacer lo que muchas veces antes había funcionado: me quedé quieto, intentando no representar una amenaza para la jauría. Afortunadamente, los numerosos perros que aparecieron de la casa de la derecha estaban tan trastornados, que se empezaron a atacar entre ellos. Sería una especie de juego, pero se mordían a base de bien. A mi izquierda, reapareció, tras la cerca, el perro negro. Cruzó la cerca, y mordió cerca del talón. No le gustó el sabor de los vaqueros (jeans) que llevaba, y se fue. El muy imbécil (si me permitís este calificativo para un perro) estaba nervioso y me considero una amenaza. Y bien, debería haber sido una amenaza: debería haber llevado un palo (o un machete, como llevaba, para evitar ataques similares, el hombre junto con el que volví caminando del museo el día anterior).
Entre la mordedura, mi quemazón y falta de dirección, decidí volver al pueblo. Como había escuchado de casos de rabia en el Perú (la herida era suficientemente superficial como para poder ser tratada por mí mismo), fui al consultorio “Virgen del Carmen”, donde estuve hablando un buen rato con un tal Dr. Edward Susanibar (médico cirujano) y su ayudante. Luego fuimos al centro de salud, y tras hablar con la experta en mordeduras, me desalentaron a ponerme la vacuna (vamos, no estaban por la labor): no se habían dado casos de rabia en la zona en 18 años (y la rabia es relativamente endémica), y la mordedura era muy superficial. Dijeron que observarían el perro (al posible vector, jeje), y me informarían si había algo raro. Lo malo es que los veterinarios llevaban dos años sin poner una sola vacuna a perros. Luego Edward me cobró la consulta: o lo que pudo, porque yo no tenía más que 11 soles. Lo cómico es que le dije que le pagaba luego, ¡pero no se fió! Así que tomó el dinero. Lo cierto es que esto no afectó en demasía a mi percepción sobre su profesionalidad, pero resultó bien raro. Y bien, no sé exactamente cómo es la salud en el Perú, pero bueno… es verdad que se portaron bastante bien: estuvieron mucho tiempo conmigo, limpiaron la herida, me hizo una receta, etcétera.
Hala, pues si me muero de rabia este mes, ya sabéis de quienes vengarme por diagnóstico/pronóstico inadecuado, jajaja.

Cubiertas y ‘that hill’
[<-][->][X]
Cubiertas y ‘that hill’
Desde el cerro
[<-][->][X]
Desde el cerro
Cozinha
[<-][->][X]
Cozinha
¿Dónde está la gallina?
[<-][->][X]
¿Dónde está la gallina?
Desde la colina
[<-][->][X]
Desde la colina

D Leymebamba

2009.02.02

Perú, RtWp02 | Geo: -6.6833, -77.7833

Votación: (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Tras el mediodía, tras que abrieran la carretera, tomé, por fin, el bus a Leyme. En el bus, fui torturado por la espantosa música (empeorada, si es posible, por los horribles agudos del altavoz a todo volumen) de “Corazón Serrano”. Pasé por varias etapas, que describiré algún día. Deberían utilizar esa música en Guantánamo, en vez de Springsteen.
Pocas horas de tortura más tarde, llegué.
Me guiaron a un hotel… siempre es un grave error dejarse guiar -porque, en algunos sitios, siempre hay intenciones- pero el hospedaje que intenté estaba cerrado. Tampoco estaba tan mal, lo malo es que no tenía agua caliente… y llevaba bastante tiempo sin una ducha caliente (en Iquitos o Tarapoto no había problema, pero en la región Amazonas hacía frío).
Fui, después de dejar todo, hacia el museo. Un señor me acercó hasta ahí en su camioneta. Parecía un gaucho, o más que un gaucho, un vaquero norteamericano, con su bigote canoso y su sombrero. Increíblemente majo, iba en su camioneta con lo que parecía ser su hijo, la “Familia Díaz” (eso ponía en el parabrisas). Llegué muy cerca del cierre oficial, pero había gente guardando el desolado museo. Me abrieron, y ahí estuve: sólo, paseando por el museo, encendiendo y apagando luces, quitando y poniendo cobertores (que protegen las piezas expuestas del sol). Vamos, que por poder, podía hacer cualquier cosa. El museo es bueno, con detalles muy cuidados. Esencialmente, tiene piezas sacadas de la Laguna de los Cóndores, ubicada a unas nueve horas (caminando) de Leyme. Al final, llegó el guarda que, aparentemente, quería irse a su casa. Pero tenía muy buena fe, y antes, me explicó algunas cosas sobre las momias y la cultura Chachapoyas.
Volví a Leyme y cené, por cuatro soles, un buen menú. Había sido un día con una tendencia distinta a los anteriores: normalmente, habían empezado bien, y habían degenerado en cierto puteo. Este día no prometía mucho (el hotel mugriento, cuando iba hacia el museo empezó a diluviar, etc), pero acabó siendo muy bueno.

Empaquetado con cabello
[<-][->][X]
Empaquetado con cabello
216 momias de artificio
[<-][->][X]
216 momias de artificio
Podio (trío calavera)
[<-][->][X]
Podio (trío calavera)
Textil chachapoya
[<-][->][X]
Textil chachapoya
Volviendo a Leyme
[<-][->][X]
Volviendo a Leyme
Reflejo de una memoria
[<-][->][X]
Reflejo de una memoria
Museo y mansión austriaca
[<-][->][X]
Museo y mansión austriaca
Logo Museo
[<-][->][X]
Logo Museo
Chacra
[<-][->][X]
Chacra
Vigilantes de la entrada
[<-][->][X]
Vigilantes de la entrada
The Horror
[<-][->][X]
The Horror
Reproducción
[<-][->][X]
Reproducción
Noche
[<-][->][X]
Noche
Color
[<-][->][X]
Color

D Kuélap, Tingo

2009.02.01

Perú, RtWp02 | Geo: -6.4804, -77.7640

Votación: (1 votes, average: 4.00 out of 5)

En Chachapoyas, la de iPerú me dijo que casi era tan económico contratar un tour como ir por separado, aduciendo que no dejaban ir sin guía a Kuélap. Resultó, esto último, no ser cierto. Pero, igualmente, el tour no era tan caro y sí simplificaba el transporte.
Así, paseamos por las magnificientes ruinas de Kuélap, las llamas y la niebla. Era un grupo extraño, de cuatro mozas/minas/gemas (dos francesas y dos alemanas), y tres parejas de amigables peruanos: dos parejas heterosexuales, y una clarísimamente gay (algo curioso en el Perú: siendo mucho más habitual de lo que parece, aún existen hartos prejuicios). Y el guía -otro elemento curioso en este país-, clarísimamente anticlerical. Y también antirreligioso.
No sé si hubiese renacido la germanofilia de haber vuelto a Chachapoyas, pero tenía pensado quedarme en Tingo (bajo), y eso hice. Aunque no fue lo óptimo: estuve esperando horas a una combi hacia Leymebamba (o Leimebamba, según), sin éxito. Al menos, estuve hablando con dos simpáticos agentes del PNP. Hablando, y completando mi alter-ego: aunque mis mentiras no tenían ninguna intencionalidad, ningún ánimo, y no suponían perjuicio alguno (eran “mentiras blancas”, o la construcción de un personaje para un libro cualquiera), sentí que tenía que parar- habían perdido la gracia. Acabé yendo al hospedaje de Tingo, y cenando plátanos y queso.

Llama
[<-][->][X]
Llama
TRR
[<-][->][X]
TRR
Tingo: puente y siniestro
[<-][->][X]
Tingo: puente y siniestro
Entrada principal
[<-][->][X]
Entrada principal
Llamas (y no contestan)
[<-][->][X]
Llamas (y no contestan)
Camélido solitario
[<-][->][X]
Camélido solitario
Tingo: Vieja casa (Prohibido orinar)
[<-][->][X]
Tingo: Vieja casa (Prohibido orinar)
VgT
[<-][->][X]
VgT
Precipitaciones
[<-][->][X]
Precipitaciones
Restos
[<-][->][X]
Restos
Caballos
[<-][->][X]
Caballos
Alternativa para el pueblo
[<-][->][X]
Alternativa para el pueblo
Panos
[<-][->][X]
Panos
Niebla
[<-][->][X]
Niebla
Chozas en la niebla
[<-][->][X]
Chozas en la niebla
7art.org
R.-
m c x